IMG_9171

 

El embrague es una pieza esencial para conducir tu vehículo, para cambiar las marchas, claro está, pero también, y sobre todo, para transmitir a las ruedas la potencia del motor.

El sistema de embrague está compuesto de varios componentes técnicos que se desgastan con el paso del tiempo y kilómetro a kilómetro.

Sin embargo, algunas situaciones son más exigentes que otras:

  • Atascos.
  • Sobrecarga del vehículo.
  • Arranque en cuestas.
  • Conducción con remolque o caravana.
  • Uso del freno motor en los descensos.

Los síntomas de un embrague gastado:

  • Cambios de marcha difíciles.
  • Pedal de embrague muy suave o muy duro.
  • Patinado del embrague.
  • Ruidos o vibraciones inusuales.

En cuanto surja la más mínima duda sobre el correcto funcionamiento de tu embrague, consulta inmediatamente a Comercial Blaspa Taller multimarca. Después de realizar un control completo, sabremos aconsejarte y cambiar, si fuera necesario, uno o varios componentes del sistema de embrague: kit de embrague, sistema de control, volante bimasa…